Resolución de Conflictos

Mediación Civil y Mercantil

Buscamos la solución más adecuada a su conflicto.

Ventajas de la Mediación

Algunas de las ventajas de la Mediación Civil y Mercantil son las siguientes:

Supone un importante ahorro de costes y tiempo respecto de un procedimiento judicial.

La solución alcanzada no es impuesta por un tercero ajeno a la relación entre las partes como es un juez o árbitro.

El proceso de mediación es privado, y la información que se utiliza y acuerdos a los que se llega son confidenciales, lo que puede resultar muy atractivo para muchas personas.

Flexibilidad y agilidad del proceso.

¿Qué asuntos se pueden someter a Mediación?

 

Los asuntos que pueden ser sometidos a Mediación Civil y Mercantil, entre otros, son los siguientes:

  • Contratos de todo tipo (arrendamientos urbanos y rústicos, compraventa, bancarios, de seguros…)

  • Sucesiones.

  • Vivienda (relaciones vecinales, propiedad horizontal…

  • Ámbito hipotecario (modificación condiciones y cláusulas, procesos de desahucio, ejecución de hipotecas…)

  • Propiedad industrial e intelectual.

  • Ámbito mercantil (relaciones clientes/proveedores, impagos, derecho societario…)

  • Responsabilidad contractual y extracontractual.

  • Sanidad.

En resumen, se pueden someter a un proceso de mediación prácticamente todos los asuntos en los que las partes tengan plena disponibilidad de sus derechos.