Son muchas las personas que se preguntan cuáles son las ventajas de la mediación. Estamos erróneamente acostumbrados al litigio. Esto en sí mismo ya plantea una serie de inconvenientes y está detrás del colapso que padecen nuestros tribunales.

Esto en muchas ocasiones no se debe tanto a una problemática de voluntad como de desconocimiento, por eso hemos querido dedicar este primer post de nuestro blog, como especialistas en mediación y resolución de conflictos, a explicarte los aspectos que deberías conocer. Si tienes un problema con alguna persona o entidad y no sabes cómo plantear una solución, dentro de un ámbito no judicial, este post es para ti.

De entrada nos conformamos con decirte que ante un problema entre particulares, consumidor-empresa, vecinos, familiares… hay soluciones previas antes que ponerse delante de un juez y son más pacíficas, baratas y ágiles de resolver.

¿Qué es la mediación?

La mediación propone una forma alternativa al juzgado para resolver nuestras diferencias con otra persona. Requiere de la ayuda de un tercero —que es precisamente el mediador— para que podamos garantizar a ambas partes, que los acuerdos que se proponen sean objetivos y no parciales ni afectados de interés.

Te contamos cuále son las ventajas de la mediación

Es un proceso, es decir una sucesión de pasos diseñados para llegar a un objetivo: alcanzar un acuerdo. Pero no es un proceso que nace al albur de cada mediador, fruto de la imaginación de las partes etc. sino que es un proceso que en España está regulado por ley. Esta regulación, impone al proceso características como:

  • Confidencialidad: todo lo que se revela en la mediación es secreto
  • Voluntariedad: es de libre participación. Puedes iniciar una mediación cuando desees y abandonarla cuando quieras. No es obligatorio llegar a un acuerdo.
  • Neutralidad: los mediadores son imparciales y neutrales. No actuarán en beneficio/representación de una de las partes, sino en bien de un acuerdo bueno para ambas.

¿Cuáles son las ventajas de la mediación?

Cuando tenemos un problema, nos podemos plantear cuáles son las ventajas de la mediación. Es decir, en qué me beneficia elegir la mediación en vez de acudir a un juzgado, un arbitraje o una conciliación si tengo una disputa con otra persona/entidad.

Aquí cabe aclarar que la mediación se utiliza en múltiples campos. Desde asuntos familiares a laborales etc. Los beneficios que plantea la mediación dependerán de cada caso concreto. Pero en un orden general, podemos decir que los beneficios que plantea la mediación son:

  1. Ahorro de tiempo. Nuestros tribunales están saturados. Cualquier caso tardará en resolverse. Tenemos que aceptar lo que hay. La mediación es un proceso muchó más ágil porque saca al juzgado de la ecuación.
  2. Ahorro de dinero. En la mediación intervienen menos instancias, menos organismos, menos profesionales… Ese minimalismo se traduce en menos gastos a pagar.
  3. La mediación propone soluciones a medida. Es decir, no se impone la ley —con sus aciertos y limitaciones de personalización— a tu caso, sino que se diseña una solución a la medida exacta de lo que necesitamos para llegar a un acuerdo. Por lo general las soluciones alcanzadas con la mediación son más duraderas y surten mejor adhesión entre las partes, que han participado en el diseño de las mismas y las sienten como suyas antes que impuestas. Esto nos lleva al siguiente punto.
  4. Protagonismo o papel activo de las partes: las partes construyen la solución, no se les exige acatar una sanción o medida como en el caso de una sentencia.
  5. Protege la relación o la restablece. Al ser una vía dialogada y consensuada, ya está favoreciendo seguir en buena armonía con tu ex, no perder a ese cliente que tiene dificultad momentánea para pagarte etc.
  6. Prevención. Al participar de la solución, adquirimos nuevas habilidades de resolución de conflictos. Además, anticipamos posibles escenarios futuros de conflicto.
  7. Menos Coste emocional o calidad de vida. Ponerse delante de un juez, siempre es un desafío emocional. En la mediación, tú influyes en el proceso, lo cual rebaja la tensión. En la mediación además, te sientas a negociar (con tu jefe, tu pareja, tus hermanos coherederos, tu vecino…) no a litigar. El coste emocional es muy reducido si se compara con acudir a sala judicial.

En Aequum somos especialistas en mediación y creemos que es una vía de resolución de conflictos muy conveniente que te animamos a probar. No hagamos de cualquier diferencia un contencioso.

Foto fotografierende from Pexels

close

NUESTROS ARTÍCULOS EN TU CORREO ELECTRÓNICO

CUANDO TENGAMOS NOVEDADES EN NUESTRO BLOG, TÚ LAS TENDRÁS EN TU CORREO

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.